Te atendemos en Cali, Bogotá y Medellin

Testimonios

Doctor Vélez, soy Diana Escobar, usted me realizó una simpatectomia laparoscopica porque yo sufría de hiperhidrosis en manos, axilas y cara, además de flushing facial, actualmente soy médico general... después de 6 meses de la cirugía mi vida cambio completamente, desde el mismo momento en que salí de la clínica no he vuelto a sudar mis manos ni mis axilas, ocasionalmente en la zona T de mi cara, pero no es nada comparado a como era antes. Como usted me lo dijo tengo sudoración compensatoria en la región lumbar de mi espalda pero es insignificante comparado a sudar en las axilas. Despues de la cirugía aumentó mi autoestima y mis relaciones interpersonales mejoraron notablemente. Actualmente no tengo ningún inconveniente ocasionado por la cirugía, recomiendo a quien sufra de hiperidrosis realizarse este procedimiento, los resultados son inmediatos, la recuperación es rápida con leve molestia como sensación de opresión en el pecho, solo por pocos días, las cicatrices son mínimas, yo cicatrizo con queloides y no se formó ninguno en las zonas de incisión. Estoy absolutamente feliz de haber tomado la decisión de someterme al procedimiento, sugiero no pensar dos veces y hacerlo. Estoy sumamente agradecida..

Diana Escobar

Toda mi vida sufrí de sudor excesivo en las manos, axilas y cara. Actividades diarias normales como darle la mano a alguien se me hacían difíciles e incomodas. Decir que cada aspecto de mi vida (incluyendo lo académico, personal y profesional) fueron afectados negativamente debidos a mi hiperhidrosis no es una exageración. Yo pensaba que jamás iba a poder tener una relación romántica o dar una presentación en clase sin estar chorreando de sudor. Pero en realidad todo cambió cuando me hice lado, y por fin me siento cómoda en situaciones sociales. Nunca pensé que podría estar tan feliz dentro de mi propia a simpatectomía torácica con el Doctor Vélez. Solo han pasado dos meses pero me siento totalmente diferente.

Mi autoestima ha crecido demasiado, y por fin me siento cómoda en situaciones sociales. Nunca pensé que podría estar tan feliz dentro de mi propia piel. Es verdad que existe el sudor compensatorio después de la cirugía (para mi es en la espalda y las piernas) pero no es nada excesivo como lo que tenía anteriormente. Es muy fácil vivir con el sudor compensatorio, ya que no es algo que la gente nota y además solo tiende ocurrir por el calor y nada más. La simpatectomía no solamente me quitó mi hiperhidrosis pero también eliminó el "facial blushing" que ocurría en mis cachetes cuando tenía calor, o nervios, o simplemente porque estaba sudando. Recomiendo esta cirugía totalmente para cualquier persona sufriendo de hiperhidrosis. Se lo difícil que es vivir con esta condición, pero te sentirás como una persona nueva y será el primer paso a una vida mil veces mejor.

Maria Amparo Southard

Desde que me practique la cirugía de simpatectomía toracoscópica, siento que mi vida cambió, por primera vez en muchos años, mis manos y axilas estabón secas. Antes de la cirugía, realizar cualquier tipo de actividad era incómodo, no pida dar la mano porque siempre estaba mojada, tener un documento en las manos significaba arruinarlo por la sudoración, tenía que dejar de usar ropa que dejaba ver con mayor intensidad la sudoración en las axilas. Tener las manos y las axilas mojadas todo el tiempo me generó muchos complejos y me hacia alejar cada vez más de las personas, debido a que evitaba situaciones cotidianas, para que no se dieran cuenta de mi enfermedad, dificultando mi vida social y laboral. Todas esta razones me hicieron buscar una solución, que al principio fueon los tratamiento dermatológicos que no fueron de gran ayuda.

Cuando supe del tratamiento quirúrgico contacté al Dr. Vélez, quien me dio mucha confianza y no dude ni un instante en operarme. Después de realizarme la valoración médica pertinente, el Doctor y su equipo de trabajo me operaron y desde el mismo momento que desperté de la cirugía, sentí mis manos y axilas totalmente secas, la operación fue bastante rápida, no tuve ningún problema en la recuperación, el mismo día estaba en mi casa y al siguiente solo con un poco de dolor en la espalda ya realizaba mis actividades normales.

Mi problema de sudoración en manos y axilas se solucionó en un 100%. Con respecto a la sudoración compensatoria, transpiro solo un poco en el pecho, espalda y piernas, pero en situaciones de extremo calor, cuando es normal que pase, lo cual no se compara, para nada, con el sufrimiento de vivir por años con la transpiración en las manos y axilas.

Después de la cirugía todos los problemas que mencioné anteriormente se solucionaron por completo, tengo mayor confianza para relacionarme con las personas, logrando asi llevar una vida normal. Por último quisiera agradecerle al Doctor Jose Pablo Vélez, al anestesiólogo, enfermeras y todo el personal de la Fundación Valle del Lili, quienes se portaron muy bien en todo momento, con gran amabilidad y profesionalismo, haciendo de esta experiencia algo muy positivo para toda mi vida.

María Fernanda Sañudo

Es gratificante tener la oportunidad de dar mi testimonio. Dios colocó en mi camino al Dr. José Pablo Vélez- Cirugía Laparoscópica Avanzada, quien a través de su atención, calidez, experiencia y excelencia me realizó la cirugía de Simpatectomía en Agosto del 2005 y a partir de ese momento y de forma inmediata mi vida cambió para bien.

Yenny Henao Gonzalez

Después de 22 años de padecer de la incómoda enfermedad llamada hiperhidrosis, en el mes de Febrero fui operada por el Dr. José Pablo Vélez con mucho éxito. La cirugía cumplió todas mis expectativas pues el problema desapareció de inmediato. Al principio estaba un poco nerviosa por los riesgos que cualquier procedimiento con anestesia general puede ocasionar pero la atención y el profesionalismo de los médicos que me atendieron me dieron confianza y tranquilidad. En cuanto al procedimiento como tal debo decir que es poco traumático, con un dolor muy soportable los primeros dos o tres días después de los cuales la recuperación es muy rápida. Yo tomé la mejor decisión al realizarme esta operación y estoy feliz con los resultados.

Carina Batz Lineiro

Desde niño sufrí una enfermedad que sicológicamente me afectó durante toda mi vida; es la conocida Hiperhidrosis, que en mi caso se manifestaba como una profusa sudoración en manos, axilas, pies y cara (con enrojecimiento). Esta enfermedad generó cierta timidez en la relación con las personas pues situaciones tan normales como saludar de mano a un amigo, recibir un diploma por alguna condecoración, jugar con un grupo de personas tomadas de las manos o simplemente coger de la mano a mi pareja se convirtieron en momentos muy embarazosos.

Siempre estuve a la búsqueda de una solución a mi terrible enfermedad probando diferentes alternativas como medicamentos, terapias de relajación, antitranspirantes, iontoforésis entre otras pero ninguna dio resultado. En cierta ocasión utilicé la toxina botulínica que arrojó excelentes resultados pero su duración fue de sólo 5 meses con un costo un poco elevado.

Desde mucho tiempo atrás supe de la Simpatectomía toracoscópica pero tuve miedo a las terribles consecuencias que anunciaban ciertas páginas de Internet donde le recomiendan a las personas la no realización de ése procedimiento quirúrgico. Finalmente, y después de mucha investigación al respecto (y con muchos deseos de liberarme de una vez por todas de ésta terrible enfermedad) encontré un cirujano realizaba dicha operación. Decidí ponerme en contacto con el Doctor José Pablo Vélez. Después de explicarme todo el procedimiento, los beneficios y riesgos de la operación (muy pocos en realidad) decidí realizarme la cirugía de Simpatectomía Toracoscópica Bilateral. Los resultados fueron inmediatos, ya no presentaba sudoración ni en las manos, ni en las axilas y tampoco en los pies; por fin se cumplió el sueño de toda mi vida que era librarme de ésta espantosa enfermedad.

Hoy me relaciono con toda confianza con la gente a mi alrededor y me siento sensacional pues ya no sudo ni una gota en las manos, ni axilas ni pies aunque sudo un poquito en el abdomen o en los muslos cuando la temperatura está un poco alta, sin embargo eso es algo mínimo en relación con la enfermedad inicial y es fácilmente tolerable. Agradezco inmensamente al doctor José Pablo Vélez quien ha entregado una inmensa felicidad a mi vida y le debo el poder llevar una vida normal Igualmente agradezco a todo el personal de la Fundación: el anestesiólogo, las enfermeras entre otros, quienes se portaron maravillosamente con migo y también son responsables de éstos resultados Eternamente agradecidos

Andrés Quintero Calderón

Pages


Contáctenos

Cali: Centro Medico Imbanaco Tequendama
Cra 38A # 5A-100
Torre A piso 10 Consultorio 1002
Colombia: + 57 2 6821000 Ext 15002
Tel. Miami: *1 (305) 3070111
Celular y Whatsapp: + 57 315 6703225
Movil: +57 318 6126568 / 316 4784086
English Mobil & Whatsapp: (+57) 315 5539153
Skype 1: clinica.de.la.obesidad
Skype 2: jose.pablo.velez1
Facebook: clinica de la obesidad